El terror del que no puedes escapar

Realmente me resulta difícil enfocar y empezar este análisis, la naturaleza del título en cuestión lo hace delicado, hostil y difícil de abordar y valorar. Su mensaje es real, duro y muy serio, y es una gran responsabilidad valorarlo y decidir si es positivo o negativo, si es válido a fin de cuentas. Diría que es casi una responsabilidad tan grande como elaborar la obra en sí misma, debido a la gravedad del tema que trata. Pero bueno, sin más rodeos vamos con el análisis de You are GROUNDED! (2020, Sepia Games), un título intimista e inmersivo que explora los horrores de la violencia doméstica.

You are GROUNDED! ha sido desarrollado por el estudio independiente español Sepia Games, con base en Cádiz, y cumple ese requisito tan propio del desarrollo indie de estar planteado con un enfoque y perspectiva peculiar. Una perspectiva que resulta en una experiencia totalmente distinta para el jugador, ya sea en sus mecánicas, estilo visual o narrativa. En el caso de You are GROUNDED! son estos dos últimos aspectos, especialmente el último (la narrativa), los que se ven afectados por el enfoque, el planteamiento y la premisa del juego. Este título nos sitúa en el año a 1997, en un pueblecito de Illinois. Desde el inicio hay algo chocante entre en su estética, algo disonante consigo mismo, vemos los rayos del sol y oímos un ambiente tranquilo; piar de pájaros, ladridos de perro, risas y voces de niños jugando… Todo parece ideal. Sin embargo, desde el primer segundo sabemos que algo va mal, algo contradice ese aparente estado idílico, incluso antes de que la cámara de marcha atrás hasta atravesar las rejas que nos mantienen cautivo.


Un mensaje duro, hostil y real

En You are GROUNDED! encarnamos a un niño cautivo en el sótano de su propia casa, castigado por su padre. No conocemos la edad de nuestro protagonista, ni siquiera su apariencia, ya que en todo momento tendremos una perspectiva en primera persona, y en ningún lugar nos indican explícitamente la edad del niño. La elección de la cámara en primera persona, como en muchos juegos de terror, está elegida para potenciar la inmersión y la sensación de vulnerabilidad, sin embargo, en este juego tiene otra intención o utilidad clara, o al menos consigue otra utilidad, fuera esa la intención de los creadores o no. Mantiene el misterio, y mantiene las preguntas sin respuesta. ¿Cómo somos? ¿Qué edad tenemos? ¿Qué apariencia? Ni siquiera sabemos cuánto tiempo lleva nuestro niño ahí abajo. Inicialmente solo sabemos que estamos atrapados y que nuestro padre es una amenaza, un miedo oscuro, un monstruo.

¿Cómo afrontamos esta peculiar amenaza? ¿Cómo se traslada este planteamiento a la jugabilidad? You are GROUNDED! toma elementos del survival horror, de los walking simulator, e incluso de los plataformas, aunque en menor medida. Como comentaba anteriormente, jugamos en primera persona, y tenemos una cantidad de comandos y acciones a realizar bastante modesta. Nos podremos mover normalmente como en cualquier juego en primera persona, y podremos interactuar con distintos objetos para cogerlos, abrirlos o accionarlos. Por ejemplo, podremos abrir y cerrar muebles, o empujarlos, tomar objetos pequeños como una linterna, y saltar. Por otro lado, a medida que avancemos en la historia desbloquearemos ciertas “habilidades” o capacidades específicas para acompañar la evolución y desarrollo de la trama.

Al principio del análisis comenté que se me hacía muy difícil valorar el mensaje y la intención de este título, y es que aborda un tema tan crudo y delicado como es el maltrato infantil. Ante cualquier ruido fuerte que provoquemos nuestro padre bajará hacia el sótano dónde nos retiene, bate de béisbol en mano, para “darnos una lección”. Esta será una de las mecánicas principales del juego, y la amenaza constante. A veces funcionará como una “muerte” al uso, al estilo de cualquier videojuego. Sin embargo, en determinados momentos será un suceso inevitable, un disparador para que el juego avance y ocurran cosas. A veces, aunque no se diga explícitamente nos dejará inconsciente, y visitaremos una especie de alucinaciones o sueños que servirán para desbloquear algunas capacidades físicas del niño, como saltar o trepar.


Un enemigo que no debería ser nuestro enemigo

Mientras exploramos el sótano en busca de una manera de pasar el tiempo (inicialmente), y más tarde para encontrar una vía de escape, deberemos tener en cuenta una variable crucial; si nuestro padre está o no en casa. Para saberlo tenemos que valernos de nuestro oído, y es que cuando esté presente se pasará el día viendo la televisión, y podremos escucharlo desde el sótano. Cuando no esté podremos hacer ruido sin miedo, aprovechar para explorar con tranquilidad. Aunque quedaría muy sujeto a la subjetividad de cada uno en qué género englobarlo, You are GROUNDED! es para mí una aventura de terror en miniatura, de marcado carácter intimista. Consigue crear esa atmósfera de terror, suspense y agonía desligándose de los elementos clásicos del género, y lo que es más importante y distintivo, desligándose también de las amenazas más habituales.

Este tipo de amenaza, tan real y fácil de imaginar, por desgracia, hace de You are GROUNDED! una obra seria y de crítica social, ya que según avancemos podremos ver como se valoran los hechos desde la perspectiva del niño, e incluso podremos tomar alguna decisiones y hasta encaminarnos hacia distintos finales. En este sentido, la gente de Sepia ha sabido encauzar su obra para utilizar esta realidad sin caer en la frivolidad o el cinismo. Y es que hasta en mecánicas que aparentemente pueden parecer irrisorias o incluso humorísticas, se transmiten mensajes y realidades contundentes y dolorosos. Por ejemplo, llegados a un punto podremos defecar, y veremos el resultado de manera gráfica. Puede parecer algo sin importancia, pero no lo es. Podemos interactuar con nuestros excrementos, cosa que rápidamente veremos que el niño considera algo natural. Podemos sujetarlos y arrojarlos contra el suelo o las paredes, y el niño reirá, como si hubiera normalizado su situación de falta de higiene y salubridad. Luego te giras, y ves que has hecho tus necesidades muy cerca del colchón mohoso dónde duermes, dónde corretean cucarachas. En este punto el juego te muestra la crudeza y el horror que suponen estar cautivo y encerrado, además de la evidente pesadilla del maltrato físico explícito.


Brillantemente sucio

Mientras avanzamos a través de sus 2/3 horas de duración se irán desvelando detalles sobre la trama, más allá de la propuesta inicial. Una trama que, sin duda, dejará a cualquier jugador bastante descolocado con esos giros inesperados. Además de introducir misterio, estos giros de guión tienen la intención de añadir cierta carga de ficción explícita y alejarnos un poco de la realidad, quizás para suavizar el tono de la obra ligeramente y no dejar una impresión tan oscura en el jugador. Estos elementos de ficción rompen la previsibilidad que cabría esperar inicialmente dada la premisa realista que se nos plantea, y además, nos permiten desembocar en tres finales distintos, con cargas emocionales muy diferentes.

Visualmente, You are GROUNDED!  tiene carácter propio, muy adecuado a la época en la que se enmarca, y en perfecta armonía con la ambientación y atmósfera que quiere transmitir. Es como si “trasladáramos a lo visual” el estilo musical grunge de los años noventa, el sonido de bandas como Nirvana, Soundgarden o Stone Temple Pilots. Es una imagen “sucia” y distorsionada, se siente como el resultado de tomar una estética fotorrealista y enfocarla desde un ángulo muy sesgado, incluso dañado. Además, se añaden elementos visuales para simular los efectos de los reproductores VHS tan típicos de esos años, como interferencias en pantalla o menús inspirado en estos aparatos. Incluso se aporta un toque cinematográfico con el uso de las bandas negras en los bordes superior e inferior de la pantalla.


En conjunto, You are GROUNDED! se presenta como una obra que busca la inmersión y la consigue, causando terror con herramientas muy diferenciadas de las habituales, sin recurrir a recursos como los jumpscares, las apariciones fantasmales o criaturas ficticias. En definitiva, traslada al jugador un drama muy real y humano, tal vez una de las criaturas más horribles creadas por el ser humano. Sepia Games ha sabido integrar crítica social, narrativa y el factor lúdico en una obra compacta, concisa y que sabe a dónde va.

Puedes consultar el sistema de puntución así

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s